Los extractos de la hoja de stevia de alta pureza se usan en todo el mundo como ingredientes endulzantes de origen natural y sin calorías. Estos extractos, cuya denominación química es glicósidos de esteviol, se han sometido a rigurosas pruebas en más de 200 estudios de investigación publicados y evaluados por homólogos y se considera que son seguros para el consumo humano.

Agencias reguladoras de todo el mundo también han concluido que el extracto de la hoja de stevia de alta pureza es seguro para su uso como endulzante para la población en general. En 2008 y 2009 respectivamente, la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) y el Comité Mixto de Expertos en Aditivos Alimentarios de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación/Organización Mundial de la Salud (JECFA), un panel global de expertos en seguridad de ingredientes alimentarios, aprobaron los glicósidos de esteviol de alta pureza para el consumo humano como ingrediente no médico y desarrollaron una ingesta diaria admisible (IDA).

Ingesta diaria admisible

La ingesta diaria admisible (IDA) es la cantidad de una sustancia que las personas pueden consumir en alimentos y bebidas de forma diaria durante toda su vida, sin riesgo apreciable para la salud. Las máximas autoridades han examinado más de 200 estudios científicos que atestiguan la seguridad de la stevia y, basándose en el conjunto colectivo de evidencias, las autoridades reguladoras han establecido una IDA que aplica a todos los grupos de edades. La IDA establecida para los glicósidos de esteviol se expresa como equivalentes del esteviol de 4 miligramos por kilogramo de peso corporal al día. Esto equivale aproximadamente a 12 mg de extractos de stevia de alta pureza por kilogramo de peso corporal al día. Para poner en perspectiva la IDA para los glicósidos de stevia de alta pureza, una persona de 70 kg de peso tendría que consumir aproximadamente 40 sobrecitos de endulzante de stevia de mesa al día durante el resto de su vida para alcanzar la IDA.
La IDA se fijó usando un factor de seguridad de 100, que incluye un factor de 10 veces para explicar las posibles diferencias entre humanos y especies animales utilizadas en ensayos toxicológicos, así como un factor de 10 veces para explicar las posibles diferencias entre la población humana, como entre niños y adultos. De esa forma, cualquier posible aumento de susceptibilidad de los niños en comparación con los adultos a los glicósidos de esteviol se ha tratado de manera proactiva en el establecimiento de la IDA.

Asimismo, es importante señalar que algunos de los estudios utilizados para establecer la IDA demostraron que las dosis diarias de glicósidos de esteviol tan elevadas como 1000 miligramos por persona por día fueron bien toleradas tanto por personas sanas con un metabolismo normal de glucosa como por personas con diabetes tipo 2.

Las hojas enteras de la stevia y el extracto crudo de stevia no son lo mismo que el extracto de hoja de stevia de alta pureza.

Tradicionalmente, las hojas de la stevia se secaban y se usaban para endulzar el té y las medicinas. Hoy en día, los extractos crudos de stevia todavía se venden como suplementos dietéticos en algunos países, pero cabe señalar que solo el extracto de las hojas de stevia de alta pureza se ha evaluado y aprobado para su uso como ingrediente en alimentos y bebidas por las agencias reguladoras más importantes del mundo. Para un análisis a fondo sobre la seguridad de la stevia, consulte la Opinión científica de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria sobre la seguridad de los glicósidos de esteviol para los usos propuestos como aditivo alimentario (EFSA Journal 2010;8(4):1537).