En cuanto al uso aprobado, solamente la forma en extracto de la hoja de stevia de alta pureza es la que cumple con las normas de seguridad mundiales. Dicho de otro modo, la forma en extracto crudo no está aprobada para su uso en alimentos y bebidas, aunque en algunos países puede venderse como suplemento dietético. La seguridad del extracto de la hoja de stevia de alta pureza se ha demostrado rigurosamente. Más de 200 estudios han investigado la relación de la stevia con una serie de problemas de salud como la diabetes, las alergias y el cáncer.

Numerosas organizaciones reguladoras de ámbito mundial, incluido el Comité Mixto de Expertos en Aditivos Alimentarios de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación/Organización Mundial de la Salud (JECFA), la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) y la Oficina de Estándares Alimenticios de Australia y Nueva Zelanda (FSANZ), han determinado que el extracto de la hoja de stevia de alta pureza es seguro para el consumo por parte de niños, adultos y poblaciones especiales.

Las principales organizaciones respaldan la seguridad y los beneficios de la stevia, el endulzante de origen natural y sin calorías, así como otros edulcorantes bajos en calorías.